Configuración de privacidad y de cookies.

¿Que es la fascitis plantar o el talón del corredor y como curarla?

La fascitis plantar o el talón del corredor es uno de los tipos más comunes de dolor de talón. Es una inflamación local crónica del ligamento grueso y fuerte llamado fascia plantar que sostiene el arco del pie y conecta el talón con la parte delantera del pie. Actúa como amortiguador y apoya los pies al caminar.
El ligamento (fascia plantar) es uno de los ligamentos más utilizados en el cuerpo, enfrenta mucho desgaste y desgarros a lo largo de la vida. Demasiada presión puede dañar el ligamento y la primera respuesta del cuerpo a cualquier lesión es la inflamación. El área se inflama y causa dolor.
La fascitis plantar causa un dolor punzante en el talón que generalmente surge por la mañana cuando da los primeros pasos del día o cuando se para y camina durante un período prolongado de tiempo. Este dolor afecta principalmente a un pie, pero puede afectar a ambos pies.
Algunos médicos pensaron que el espolón del talón es la causa de la fascitis plantar, pero se ha encontrado que el espolón del talón es causado por la fascitis plantar.

Síntomas o Causas

Se produce cuando hay un desgarro o daño en la fascia plantar de los pies y provoca inflamación en el pie. Las personas que tienen un mayor riesgo de padecer fascitis plantar son:

  • Entre las edades de 40-60
  • En ciertos tipos de profesiones como corredores, bailarines de ballet y bailarines aeróbicos.
  • Pacientes obesos
  • Quién usa zapatos viejos o zapatos con apoyo inadecuado
  • Personas que entrenan sin estirar los músculos de la pantorrilla.
  • Con un pie plano
  • Tiene una posición inusual para caminar o pie
  • A menudo usa tacones altos
  • Pasar mucho tiempo de pie

Prevención o mitos

Los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a prevenir la fascitis plantar. A continuación, se muestran algunos cambios que puede realizar:

  • Use zapatos de apoyo con buen soporte para el arco
  • Evite sobrecargar el ligamento y déjelo descansar de vez en cuando
  • Reemplace los zapatos deportivos gastados
  • Estírese antes de hacer ejercicio para que el cuerpo se caliente para el entrenamiento y no tensiones los músculos de la pantorrilla y la fascia plantar.
  • Siga una dieta saludable y trate de perder peso para reducir la presión sobre el ligamento.

No olvides de compartir el contenido para llegar a más chichas que desean aprender. Ayúdanos a difundiendo la publicación.

Contenido Relacionado

0 Comments

Leave a Reply