Configuración de privacidad y de cookies.

Aprende como hacer tus propios forros para el sofá o asientos de la casa.

Los forros para sofás son una excelente opción para proteger y renovar el aspecto de nuestros muebles. Además, son fáciles de hacer y podemos personalizarlos con los colores y estampados que más nos gusten. En este artículo te enseñaremos cómo hacer forros para sofás paso a paso y las medidas estándar para hacer los patrones.

Lo primero que debes hacer es medir tu sofá con una cinta métrica.

Toma nota de las medidas de:

  • La altura
  • El ancho
  • El largo
  • El fondo 
  • Los brazos del sofá.
  • También debes medir los cojines del asiento y del respaldo, si los tiene.

A continuación, debes dibujar los patrones en un papel grande o en un trozo de tela vieja. Los patrones son las piezas que vas a cortar en la tela nueva para hacer el forro. Debes dibujar un rectángulo para cada parte del sofá, siguiendo las medidas que tomaste. Por ejemplo, si tu sofá mide 200 cm de largo, 80 cm de ancho y 90 cm de alto, debes dibujar un rectángulo de 200 x 80 cm para la parte superior, otro de 200 x 90 cm para el frente, otro de 80 x 90 cm para cada lateral y otro de 200 x 30 cm para cada brazo. Recuerda dejar unos centímetros extra de margen para las costuras.

Después, debes cortar las piezas en la tela nueva, siguiendo los patrones que dibujaste. Puedes usar unas tijeras o un cúter para tela. Elige una tela resistente, lavable y que combine con la decoración de tu sala. Puedes usar el mismo tipo de tela para todo el forro o combinar diferentes telas para crear contrastes.

Luego, debes coser las piezas entre sí, usando una máquina de coser o una aguja e hilo. Empieza por unir las piezas que forman la parte superior y el frente del sofá, dejando aberturas para los brazos. Luego, cose las piezas de los laterales y los brazos, haciendo coincidir las costuras con las esquinas del sofá. Por último, cose las piezas de los cojines del asiento y del respaldo, dejando una abertura en uno de los lados para rellenarlos.

Finalmente, debes colocar el forro sobre el sofá y ajustarlo bien. Mete los sobrantes de tela por debajo de los cojines o por detrás del sofá para que quede más tenso. Rellena los cojines con guata o con el relleno que prefieras y cierra las aberturas con unas puntadas invisibles. ¡Y ya tienes tu forro para sofá listo!

Esperamos que este artículo te haya sido útil y que te animes a hacer tus propios forros para sofás. Verás que es una forma sencilla y económica de darle un nuevo aire a tu sala.

No olvides de compartir el contenido para llegar a más chichas que desean aprender. Ayúdanos a difundiendo la publicación.

Contenido Relacionado

0 Comments

Leave a Reply